LA DETENCIÓN...

De nuestro primer toque en el año 1975 en Jose Pedro Varela saltamos al 1989, ya como trío, a nuestro segundo toque importante en el exterior.

U.S.A, Nueva York, Manhattan, increíble!!! Ya antes habíamos estado en Santiago de Chile junto a “Los Dorados”, pero esto era un sueño para todo músico, no lo podíamos creer, pero claro, también tuvo sus dificultades. El primer escollo fue lograr el pasaporte. Era una época difícil para emigrar, lo cual no era nuestra intención y en la embajada de U.S.A no nos querían dar el pasaporte porque éramos jóvenes y nuestro baterista era desocupado. Luego de varios choques con el cónsul el cual estaba muy ofuscado nos dieron el ansiado pasaporte, y además indefinido!!. Se imaginan estar dentro de la embajada con los pasajes (ya pagos por la persona que nos contrato) mirar un enorme mural de la estatua de la libertad y que no nos dieran el pasaporte? Pero la suerte y la gran labia para convencer, rogar y suplicar al cónsul, hizo que nuestro sueño se cumpliera.

De ahí, a volar.

Fue un viaje inolvidable pero al llegar al aeropuerto Kennedy surgió otro gran problema, primero el idioma, ya que creíamos saber inglés. El pasaje por inmigración fue terrorífico ya que nuestro baterista intentaba pasar con 35 dólares!! Ja, ja, ja. dado que fue todo el dinero que pudo conseguir. Bueno, hasta hoy no sabemos como no lo mandaron de vuelta. Más allá de eso el resto fue divertido. Nos dieron una hermosa casa en el barrio Queens y todos los días salíamos a caminar por Manhattan luchando con nuestro inglés criollo, pasando las mil y una para entender al yanqui que no tiene nada de paciencia para solucionar nuestros problemas de idioma.